Los ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión

Los ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión ayudan al sacerdote y al diácono con la distribución del Cuerpo y Sangre de Cristo durante la Misa. Los ministros reciben la oportunidad de enriquecimiento espiritual para ayudar a profundizar su fe y reverencia por la sagrada presencia de Jesucristo en la Eucaristía. Los ministros de la Sagrada Comunión deben estar en plena comunión con la iglesia y deben haber recibido el Sacramento de la Confirmación. Para obtener más información, comuníquese con el Diácono Bernard Villar.