Eucaristía

En la totalidad orgánica, la eucaristía ocupa un lugar único como el “sacramento de los sacramentos”: todos los demás sacramentos están ordenados a tal fin. La Eucaristía es la fuente y la cumbre de la vida cristiana. Los otros sacramentos, y de hecho todos los ministerios eclesiásticos y las obras de apostolado, están vinculados con la Eucaristía y están orientados hacia ella. Porque en la bendita Eucaristía está contenido todo el bien espiritual de la Iglesia, es decir, el mismo Cristo.

La recepción de la Primera Eucaristía sigue una instrucción Catequética de dos años, comenzando en el primer grado.

Se anima a todos los católicos a recibir la comunión semanalmente en la misa dominical y se les urge a hacer una buena confesión frecuente, especialmente si se encuentran en un estado de pecado mortal.