Funerales

En los Ritos de Funeral, la Iglesia Católica celebra el Misterio Pascual de Cristo.  Existen dos aspectos — expresando la fe en la Resurrección y consolando a los que están tristes.  El funeral es también una celebración de comunidad, de modo que estos ritos nos invitan a “considerar las diversas circunstancias y, en particular, los deseos de la familia y la comunidad.”  Como Cristianos, creemos que la muerte no es un fin, sino un principio — que un ser querido que ha pasado de la vida a la muerte, de una vida presente y temporal a una perfecta y permanente; que la persona que vio a Dios con  fe en la tierra, ahora ve al Señor cara a cara; y mientras que la muerte nos separa ahora, es solamente por un tiempo.

Para ayudar a los miembros de la familia en la preparación de la Vigilia y el funeral de un ser querido, la Iglesia de Santa Rosa de Lima ofrece las siguientes sugerencias:

 

Preparar el Horario de Vigilia, Misa de Funeral y Entierro

Tradicionalmente, la vigilia se celebra en la Funeraria la noche antes del funeral.  Ésta consiste en la Escritura, los Salmos, oraciones y el rezo del Santo Rosario el cual es opcional.  La Misa de Funeral se celebra en la Iglesia la mañana siguiente, usualmente a las 10:00am y los servicios de sepultura/tumba siguen inmediatamente.

A veces, las familiares solicitan algo simple “Servicio Católico en la Capilla,” en la funeraria la noche anterior o el día del entierro.  Hay muchas razones para esta decisión.

Preparación de la Liturgia

Los Ritos de Funeral de la Iglesia Católica son ricos y variados.  Por lo tanto, es importante que la familia se reúna con el Párroco antes de hacer planes.   El Párroco les ayudará a elegir las lecturas de las escrituras, las oraciones y música apropiada para los Ritos Católicos.

Ellos prepararán la liturgia con los Proclamadores de la Palabra, ministros de comunión y los ministros de la música.  La familia del difunto debe compensar a los músicos por su tiempo y servicio, con la debida consideración para los pobres.  En la Misa de Funeral, la homilía, que es parte de la Liturgia de la Palabra, no es un tributo.  Si un miembro de la familia, desea hacerle un tributo (al difunto), es más apropiado hacerlo en el Velorio, después de la Vigilia.

Incineración

Aunque ahora la incineración está permitida por la Iglesia, no disfruta del mismo valor que el entierro del cuerpo.  La iglesia claramente prefiere y urge a que el cuerpo del difunto esté presente para los ritos funerarios, ya que la presencia del cuerpo humano expresa mejor los valores que la Iglesia afirma en esos ritos.  Para los Católicos, los restos cremados deben enterrarse o ser sepultados, nunca dispersarse o mantenerlos en la casa de un ser querido.

Hospitalidad

Un aspecto importante y vital de nuestra tradición Católica en la celebración de nuestra Fe en la Resurrección es la reunión de familiares y amigos que se apoyan uno al otro.  Las familias son bienvenidas a usar las instalaciones de la Iglesia y  organizar un almuerzo con Juanita Ríos, Coordinadora del Almuerzo para Funerales.